HISTORIA DE DE PROYECTO HOMBRE CANTABRIA.

En los años 80 varias familias, principalmente padres y madres, con hijos con problemas de drogas que habían iniciado o conocían PH de Bilbao, al haber acudido allí, se unieron con el fin de intentar poner en marcha PH Cantabria. Crearon una Asociación en 1988, con la intención de impulsar el nacimiento de Proyecto Hombre en Cantabria: Asociación de Familiares y amigos de Proyecto Hombre.

El primer presidente de esta asociación fue D. Carlos Osoro Sierra, en ese momento Vicario General de la Diócesis y junto a estos familiares, en la calle Rualasal, en las dependencias de Cáritas, comenzaron a dar los primeros pasos para que se creara este programa.
Había que buscar una persona que dirigiera el proyecto y se pusieron en contacto con la Congregación de los Sagrados Corazones de donde surgió la primera Directora del programa: Pilar Ruiz de la Prada Mazorra. Se creó la Fundación CESCAN (Centro de Solidaridad de Cantabria) como el soporte jurídico de Proyecto Hombre Cantabria; actualmente está presidida por el Obispo de Santander, D. Vicente Jiménez Zamora e integrada por distintos estamentos de la Diócesis (Presidente de CONFER Diocesana, Secretario Regional de FERE y los Delegados Episcopales de Apostolado Seglar y de Acción Caritativa y Social) y distintos empresarios y personalidades dela sociedad cántabra.

El 23 de Noviembre de 1992 se inauguró la acogida de Proyecto Hombre Cantabria y posteriormente la Comunidad Terapéutica en Argomilla de Cayón. Actualmente hay 378 altas terapéuticas de todos nuestros programas de adicciones y por nuestro centro han pasado innumerables personas, familias y voluntarios.

 

logo