Descripción

Los primeros centros de Proyecto Hombre que reciben un grupo de población con problemas de adicción al juego, fueron Cantabria y León. 

El programa está basado principalmente en entrevistas iniciales de apoyo, grupos de autoayuda, seminarios y grupo de información de familias.

El programa esta destinado a personas que tienen una adicción patológica a los juegos electrónicos o de azar. La ludopatía se caracteriza por graves dificultades en limitar la cantidad de dinero o tiempo empleado en el juego, lo que origina consecuencias adversas para el jugador, para otros o para la comunidad. 

Proyecto Hombre Cantabria ofrece:

Una ayuda al ludópata para su proceso de rehabilitación. 

Un servicio a las familias, verdaderas coterapeutas en dicho proceso.